¿Qué características debe tener una buena capitana en un equipo de hockey?

El capitán o capitana de hockey es un puesto clave para cualquier equipo, es quien lidera, conduce anímicamente y la persona que conecta a los entrenadores con el resto de los jugadores.

Debe asumir el rol y la tarea de ser el represntante del equipo, colaborando con que sus compañeros se sientan apoyados y motivados. Para esto, es importante que el capitán sea inteligente, tenga madurez y que tenga control sobre sus emociones.

Tiene que estar alineado con los entrenadores para poder hacer de intermediario de la mejor manera posible. Sin embargno no significa que deba estar 100% subordinado a los comandos del cuerpo técnico. El ser intermediario implica que pueda comunicar cuestions del equipo que puedan afectar de forma negativa. A su vez, los entrendores deben estar abiertos a recibir opiniones opuestas para poder analizar de qué mejor manera tomar decisiones.

En el campo de juego y durante los partidos, será el capitán quien mayormente tenga interacción con los árbitros. Esto no significa que tenga libertad para ser irrespetuoso con ellos ya que esto puede afectar negativamente al resultado del partido. En este sentido, quien capitanea un equipo de hockey debe tener cuidado en esas situaciones, incluso si se trata de alguna interacción con jugadores del equipo rival, ya que su posición no justifica que tenga un mal comportamiento. Es por esto que la estabilidad emocional del capitán es uno de las principales características que debe tener.

¿Debe la capitana ser la mejor jugadora del equipo?

No necesiaremente. A veces se le entrega la cinta de líder a un jugador que puede liderar desde sus habilidades técnicas, pero que carece de carisma con sus compañeros, experiencia y de habilidades sociales o comunicativas correctas. Un jugador “bueno” puede liderar con sus acciones con palo y bocha, no necesariamente ser el mejor líder para el equipo en otro tipo de situaciones.

Por ejemplo, el capitán debe ser una persona positiva que aliente a sus compañeros. Si el mejor jugador es un líder que critica a los otros cuando se equivocan, probablemente no alcance para cumplir con el rol de motivador del equipo.

El capitán debe tener experiencia y conocimiento, no sólo en el aspecto técnico o táctico, sino en cómo reaccionar ante situaciones de alta presión. Situaciones extremas en el marco deportivo, como cuando un equipo recibe un gol en el último minuto, cuando está sufriendo una goleada, cuando un jugador recibe una tarjeta, etcétera. Esos son momentos en los que los jugadores buscan alguien que los guía, alguien que los tranquilice y los motive ante la adversidad.

Como entrenador, yo me preguntaría: ¿el capitán que el equipo tiene en este momento, reune esas condiciones? De no tener esas capacidades, uno puede ayudar a que las desarrolle. Sin embargo, muchas de estas habilidades se generan a medida que las personas crecen y del ambiente en el cual se criaron.

Hay jugadores que no nacieron para ser líderes y sin embargo son esenciales para el funcionamiento correcto del equipo. Es por eso que el rol del capitán de un equipo de hockey es crucial para poder generar un ambiente sano y de crecimiento deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *